Consejos para viajar en Resort

Toma nota que elegir un resort no es tan sencillo. Todo depende de quién te acompañe, del destino y expectativas de tu viaje.
 
 
¿Es all Inclusive o no tanto?  Hay hoteles que por su majestuosidad y llevar el concepto de “todo incluido” se piensa que realmente va todo incluido; pero no siempre es tan así. Por lo general un all inclusive si incluye todos los servicios de comidas (desayunos, almuerzos, cenas, snacks, bebidas) actividades deportivas y animación; pero existen algunos tragos internacionales importados que se deben pagar a parte. En restaurantes a la carta está incluido las bebidas sin alcohol y con alcohol nacional, pero si pides un vino o whisky importado no. Debes pagarlo.  Toda actividad deportiva que incluya motor no está incluido, si quieres andar en moto acuática debes pagar. Todo tratamiento que incluya segundas manos como masajes o peluquería también debes considerar pagar.
Los establecimientos se titulan all inclusive, super inclusive, vip inclusive, entre otros, que debes revisar antes de tomar una decisión. Estos varían por lo general  en comidas las 24 horas o en horario establecido.   
 
El tamaño si importa.  Está bien que quieras conocer y explorar, pero de pronto es bueno saber su capacidad y dimensión. No es lo mismo caminar 5 minutos para ir a cenar, que esperar el trencito que recorre todo el complejo. A veces pasa lleno y debes esperar el segundo bajo un sol esplendoroso.
La mayoría de los hoteles tienen en sus web la distribución de sus instalaciones, el cual también debes considerar que las ubicadas más cercanas a la playa son más caras. Y que en los resorts pasas más tiempo en ella que cuando vas a la ciudad ya que allí prácticamente la usas para dormir.
 
Propinas. En la mayoría de los resorts all inclusive no se deja propina, pero debes consultar antes de pecar de tacaño. Te recomiendo dejar algunos dólares a las personas claves; como al mozo o la señora que asea tu habitación. Déjale unos dolarcitos cuando llegues y tendrás más toallas, jabones, shampoo e inclusive más chocolates que el resto.
 
Comidas de menos a más. Por favor contrólate de comer demasiado. Es buffet y no se terminará. Además de esas mezcolanzas que hacen algunos; primero no combinan en sabor y segundo puedes tener serios problemas estomacales, que sería lo peor.
Es bueno saber las reglas de los restaurantes, los informales (buffet) puedes entrar en short y sandalias, pero hay otros más formales (los de menú) en que debes entrar con zapato y pantalón largo, en caso de los hombres; y además debes pedir reserva con antelación.
 
 ¡Que la inversión valga la pena!   Vive la experiencia que te entrega el resort. Goza, prueba, disfruta de todo lo que no haces normalmente. Inscríbete en clases de baile entretenido, de surf, conoce las piscinas, atrévete a jugar golf. Lo mismo con la gastronomía; prueba los diferentes restaurantes a la carta. Hay algunos resorts que dan servicio de mayordomo. ¡Date el lujo!
 
Revisa dónde está ubicado y el clima del lugar. Hay algunos hoteles que garantizan 100% días de sol, por lo que si  hay días nublados te los devuelven en una extensión o próximas vacaciones dentro de un año.
Hay algunos hoteles ubicados en playas más ventosas que otras. O si la fecha que planeas viajar es época de tornado. Planifícate y revisa la web del tiempo.
 
El prestigio vale. Si bien hay numerosos resorts de gran nivel que no son muy conocidas en Chile, sin duda las marcas más famosas son las que transmiten seguridad: Club Med, SuperClubs, Sandals, Bávaro, Iberostar, Riu, Viva, pueden ser una elección sin riesgos.
 
¿Quién te acompaña? O ¿Vas solo?. Si vas solo elige un resort pequeño que nadie moleste en tu descansar playero. ¿Vas con niños? Ve cuántos clubs de niños tiene el resort. ¿Vas con adolescentes? Escoge un resort que tenga discoteque en el mismo complejo o cercano a éste. Si vas de luna de miel hay programas con actividades y amenidades especiales para recién casados y puedes optar por uno que sea sólo para adultos. Existen también los resorts LGTB (Lesbianas, Gay, Transexual, Bisexual) llamados Gayfriendly.
 
 ¿Viajas con niños?  No todos los resorts cuentan con mini clubs, monitores, parvularias y actividades infantiles. No basta con que los acepten (porque varios no reciben niños) si no que las instalaciones se adecuen a ellos; como piscinas infantiles, áreas de juego, salas de videojuego.
Además asegurarse que dispongan de servicios como coches a esterilizadores de mamaderas.
Pregunta también las políticas de cobro. Algunos son gratos hasta cierta edad y otros pagan un porcentaje.

 #yoclickeomiviaje

About the Author
Tratando de descubrir el mundo. #yoclickeomiviaje

Leave a Reply